domingo, 29 de enero de 2017

¡Usá bien la red!

¿Alguna vez fuiste a pescar? ¿Qué se necesita para hacerlo? Caña de pescar, calderín, anzuelos,
carnada, tanza… ¿Sabes cómo se pescaba en la época de Jesús?  Los pescadores generalmente se dedicaban a esta tarea en la noche a la luz de antorchas. Acostumbraban hacerlo en equipo y utilizando redes. Entre dos barcas extendían la red y remaban con todas sus fuerzas en dirección opuesta hasta cerrar un círculo. Así atrapaban muchísimos peces al recoger las redes. Vaciaban la red en las barcas y las volvían a tirar varias veces.

Otro método que usaban era cerquita de la costa pero siempre en equipo. Unos pescadores se quedaban en la orilla sosteniendo una punta de la red y los otros lo hacían desde la barca que iba hacia dentro del mar y volvía formando un semicírculo. Al arrastrar la red quedaban muchos peces dentro.

En una oportunidad, Jesús se encontró con sus discípulos que estaban pescando. Algo pasaba porque estuvieron toda la noche y no pescaron nada. ¿Estarían usando mal la red? ¿O quizás en el lugar equivocado?

Jesús les dijo que volvieran a pescar, y ellos obedecieron al Maestro. Miren cuál fue el resultado:  “Hicieron lo que Jesús les dijo, y fueron tantos los pescados que recogieron, que las redes estaban a punto de romperse.” (Lucas 5:6 TLA) Siguiendo las indicaciones de Jesús, utilizando correctamente la red, en el lugar y momento adecuado, el resultado fue exitoso. 

Vos también usás una red… más conocida como “Internet”. ¿Cómo la usás? ¿Para qué la usás? ¿Cuándo la usás? ¿Cuánto tiempo? ¿Con quiénes? Dependerá de la respuesta a todas estas preguntas el resultado que tendrá tu “pesca”.

En el año, hay un día que se llamó “Día del Internet Seguro”. Si fue necesario que lo recordáramos es porque existe la posibilidad de usar mal la red, o sea que Internet sea inseguro.

Para que los pescadores tuvieran una pesca exitosa, tuvieron que seguir las indicaciones de Jesús. 
Para tu “uso de Internet” también hay algunos consejitos que te ayudarán para que saques una muy buena pesca al usar esa red.
  • Tus datos personales solo puedes compartirlos con personas que conozcas. Ni tu nombre completo, ni edad, ni dirección, ni colegio al que vas le interesa a quién no conoces y quiera usarlos de manera incorrecta.
  • Tus contraseñas son secretas, solo papá y mamá pueden conocerlas. 
  •  Chatea y juega solo con amigos, nunca con desconocidos. Aunque creas que no pasa nada, hay muchas personas que usan la red de manera equivocada y para lastimar a otros.
  • Sentate en la computadora con mamá y papá y mostrales las páginas que usás en internet y los juegos que te gustan. Ellos te van a poder ayudar a decidir si son buenas y seguras para vos.
  • ¡Cuidado con los correos que parecen raros! Pueden ser virus. Cuando no sepas quien te manda un correo, no lo abras y elimínalo inmediatamente. Seguro no te estarás perdiendo nada interesante.
  • Usá la red para mejorar tus tareas del colegio, para conocer más, para entretenerte aprendiendo al mismo tiempo. Preguntale a tus profesores, vas a ver que te dirán páginas divertidas e interesantes que pueden ayudarte a esto.
  • Si quieres descargar programas nuevos, ¡no lo hagas solo! Pedile ayuda a papá, mamá, la maestra o el profesor. Muchos virus se disfrazan de descargas gratuitas buscando dañar tu computadora.

¿Es muy complicado usar correctamente la red? La Biblia te puede ayudar a usarla bien. En 1ª Corintios 10:23 dice: “ «Todo está permitido», pero no todo es provechoso. «Todo está permitido», pero no todo es constructivo.” Vos sos libre de usar la red como quieras, pero ¡Cuidado que no todo lo que podés pescar está bueno para vos! Hacé lo que hicieron los pescadores… ¡Pedile ayuda a Jesús! Él te ayudará a saber en qué momento estar en Internet. Te ayudará a elegir qué páginas abrir y que juegos elegir. Te ayudará a decidir cuánto tiempo te conviene estar “pescando” y a qué hora.  

Recuerda, ¡usá bien la red!



No hay comentarios:

Publicar un comentario