jueves, 22 de septiembre de 2016

¿Quién es mi alumno?

¿Qué te parece seguir conociendo a "tus ovejas"? En el encuentro anterior estuvimos recordando que tenemos tareas "pastorales" como maestros. Y una de las cosas que aprendimos del pastor es conocer a nuestros alumnos por su nombre. Pero estoy segura que el pastor conocía más que el nombre de cada oveja, conocería cada característica particular de ellas, las podía identificar, las hacía "únicas".

¿Qué es necesario conocer de mi alumno para poder "identificarlo"? ¿Qué hace a mi alumno "único"?

  • Su fecha de cumpleaños
  • Dónde vive
  • Con quién vive
  • Cómo está compuesta su familia 
  • ¿A qué escuela va? ¿En qué grado está? ¿Cómo le va a en la escuela?
  • ¿Tiene amigos?
  • ¿Qué le gusta hacer? ¿Qué le resulta difícil?
  • ¿Cómo lo puedo describir?
  • ¿Qué conozco de su vida espiritual? ¿Cuándo comenzó a asistir? ¿Aceptó a Jesús en su corazón? ¿Realizó algún curso de crecimiento?
Toda esta información más la que consideres importante agregar, puedes organizarla de varias maneras y darle el uso que creas más práctico. Puedes encontrar una sugerencia aquí.

En mi experiencia considero que es una información muy valiosa y útil que todo maestro debe conocer de su alumno. Por eso podemos preparar una carpeta por niño en la que ir agregando año a año la información que sea necesaria. Cada maestro podrá acceder a estos datos cuando le sea asignado el grupo y es responsable de mantener actualizada la información cuando sea oportuno.

Ahora, ¿cuándo el maestro debe acceder a estos datos? Hay varias teorías. Algunos consideran que es importante tenerla antes de conocer al niño para saber "con quiénes nos vamos a encontrar". Otros piensan que es mejor, una vez que ya comenzaron las clases. Conoce al niño a través de tu vínculo con él y no por lo que dice un papel. Esos datos son importante para que entiendas a tu alumno y no para que lo "etiquetes" de antemano.  

Y un detalle más... ¡esos datos son personales y confidenciales! Respeta la privacidad de tus "ovejas". Solo el "pastor" conoce sus "secretos". 

Espero que te haya sido útil. Nos vemos en una aventura más. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario