jueves, 22 de septiembre de 2016

¿Quién es mi alumno?

¿Qué te parece seguir conociendo a "tus ovejas"? En el encuentro anterior estuvimos recordando que tenemos tareas "pastorales" como maestros. Y una de las cosas que aprendimos del pastor es conocer a nuestros alumnos por su nombre. Pero estoy segura que el pastor conocía más que el nombre de cada oveja, conocería cada característica particular de ellas, las podía identificar, las hacía "únicas".

¿Qué es necesario conocer de mi alumno para poder "identificarlo"? ¿Qué hace a mi alumno "único"?

  • Su fecha de cumpleaños
  • Dónde vive
  • Con quién vive
  • Cómo está compuesta su familia 
  • ¿A qué escuela va? ¿En qué grado está? ¿Cómo le va a en la escuela?
  • ¿Tiene amigos?
  • ¿Qué le gusta hacer? ¿Qué le resulta difícil?
  • ¿Cómo lo puedo describir?
  • ¿Qué conozco de su vida espiritual? ¿Cuándo comenzó a asistir? ¿Aceptó a Jesús en su corazón? ¿Realizó algún curso de crecimiento?
Toda esta información más la que consideres importante agregar, puedes organizarla de varias maneras y darle el uso que creas más práctico. Puedes encontrar una sugerencia aquí.

En mi experiencia considero que es una información muy valiosa y útil que todo maestro debe conocer de su alumno. Por eso podemos preparar una carpeta por niño en la que ir agregando año a año la información que sea necesaria. Cada maestro podrá acceder a estos datos cuando le sea asignado el grupo y es responsable de mantener actualizada la información cuando sea oportuno.

Ahora, ¿cuándo el maestro debe acceder a estos datos? Hay varias teorías. Algunos consideran que es importante tenerla antes de conocer al niño para saber "con quiénes nos vamos a encontrar". Otros piensan que es mejor, una vez que ya comenzaron las clases. Conoce al niño a través de tu vínculo con él y no por lo que dice un papel. Esos datos son importante para que entiendas a tu alumno y no para que lo "etiquetes" de antemano.  

Y un detalle más... ¡esos datos son personales y confidenciales! Respeta la privacidad de tus "ovejas". Solo el "pastor" conoce sus "secretos". 

Espero que te haya sido útil. Nos vemos en una aventura más. 




sábado, 17 de septiembre de 2016

Un viaje especial

¿Te gusta viajar? ¿Alguna vez anduviste en barco? ¿Y en avión? ¿En tren? Si te dieran a elegir, ¿cuál sería tu destino preferido?


Hay algunas personas que viajan pero por un motivo especial. Ese motivo se llama MISIONES.  ¿Sabes lo que es Misiones?

Misiones es darse cuenta de la necesidad que tiene el mundo de Dios es intentar hacer algo por él, compartiendo el plan que Dios tiene para todos: “…quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.” (1ª Timoteo 2:4)

Antes de que Jesús dejara la Tierra, les dio una tarea a sus discípulos. Tenían que ir a compartir con otros todo lo que les había enseñado y lo que había hecho por ellos. Los discípulos cumplieron con esta tarea. Comenzaron a hablar de Jesús, pero aún así había muchas personas y naciones que no habían oído hablar de Jesús. Los primeros cristianos hicieron lo mismo, incluso cuando los persiguieron por hacerlo.

Hoy en día, los que somos hijos de Dios, queremos contarle a todos los que nos rodean de Jesús. Lo hacemos en la escuela, en el barrio, a nuestra familia… Pero hay personas que aceptan el llamado de Dios. ¿Cuál? «Vayan por todos los países del mundo y anuncien las buenas noticias a todo el mundo.” (Marcos 16:15). Aceptan el llamado de ir a otras naciones a predicar de Jesús y llevar las Buenas Noticias de Salvación. A esas personas las llamamos MISIONEROS.

¿Cómo se prepara un misionero?


  •   Estudia la Biblia y si es necesario el idioma del lugar a donde va a ir.
  • Algunos deben vacunarse contra enfermedades existentes en el país de destino.
  •  Muchas veces deben dejar su familia: padres, tíos, primos, abuelos…

Y cuando llega…

  •  Debe adaptarse al clima, la cultura, el idioma, las comidas, etc. Muchos misioneros van a lugares donde el clima es muy diferente al de su país de origen, enfrentando fríos extremos como en Siberia (Rusia), Finlandia, Alaska (Estados Unidos) o calor extremo como en los desiertos o los países tropicales.
  • Existen distintas costumbres entre las personas de todo el mundo. Esto hace que muchas veces el misionero sea tratado con desconfianza.

Además de predicar de Jesús, ¿qué hace un misionero?


  • A veces fundan iglesias o abren institutos bíblicos para enseñar a otros de la Biblia.
  • Otros ayudan en orfanatos o en lugares de rehabilitación de drogadictos y alcohólicos.
  • Hay países donde no hay libertad para hablar de Jesús, donde las personas cristianas pueden ir presas o aún sufrir pena de muerte. En esos países, los misioneros aún arriesgan sus propias vidas por obedecer a Dios y hablar a otros de Jesús.
¡Qué importante la tarea de los misioneros! Son un instrumento muy importante en las manos de Dios. Dios tiene un plan para cada uno de nosotros, quizás para vos sea ser un Misionero. ¿Te gustaría?      


jueves, 8 de septiembre de 2016

¿Quién vino hoy?

¡A pasar la lista! ¿Tarea administrativa o de importancia? Pasar la lista es más que un tema de números y papeles. Es una tarea "pastoral". ¡Si, los pastores pasaban lista! En la parábola de la oveja perdida leemos: "Si alguno de ustedes tiene cien ovejas, y se da cuenta de que ha perdido una..." (Lucas 15:4 TLA) El pastor se dio cuenta que le faltaba una porque las contaba. Llevaba un control de sus ovejas. Cada día, en su actividad, el pastor sabía que ovejas estaban con él y cuáles no. Y en otro pasaje, dice "...el pastor llama a cada una de sus ovejas por nombre..." (Juan 10:3 TLA) El pastor identificaba a sus ovejas. Para él eran más que un número. 

  
¿Por qué es importante llevar un control de asistencia en la clase? Nos ayuda a cumplir la tarea "pastoral" del maestro. 
  • Cuando controlamos la asistencia aprendemos con más rapidez el nombre de cada uno de nuestros alumnos. Ellos esperan que los llamemos por su nombre. 
  • Cuando controlamos la asistencia identificamos qué "ovejas" están con nosotros y cuáles no. En la semana podemos salir a buscar a esas "ovejas". Las llamamos y les demostramos que las extrañamos en la clase, que son importantes y especiales para nosotros. Motivamos a que la próxima clase estén presentes.
  • Cuando controlamos la asistencia podemos reconocer  la presencia en la clase. Si bien no tiene que ser lo más importante, es motivador para el niño cuando se valora  que fue responsable y estuvo en todas las clases.

¿Cómo podemos controlar la asistencia? 
  • De forma grupal y haciendo partícipes a los niños. En la cartelera puedes proponer una forma creativa de controlar quiénes vinieron y quiénes no. En la web puedes encontrar muchísimas ideas para hacerlo. 
  • De forma "privada". Solo el maestro conoce esta lista y los niños no se dan cuenta en qué momento se controló la asistencia. Con una simple planilla puedes realizar esta tarea "pastoral" tan importante. Si quieres una idea para este año, puedes descargarla aquí.

¡A pasar lista! Te espero en el próximo encuentro para compartir "de maestro a maestro".


jueves, 1 de septiembre de 2016

La aventura de ser maestro...




En esta oportunidad, la aventura es compartir contigo "de maestro a maestro". Muchas veces utilizamos recursos que fueron de gran utilidad en nuestra tarea docente y qué mejor que compartirlos con otros. Este es el objetivo de este espacio en "Una Aventura 3D".

Estaremos compartiendo recursos, artículos, ideas, lecciones sobre temas especiales y otras "ayuditas" para tu ministerio entre niños.

¡Nos vemos en breve!