sábado, 27 de agosto de 2016

Una vacuna superpoderosa


¡Qué frío! El invierno ya llegó y se está haciendo sentir!!!! Vemos chimeneas humeando, camiones descargando leña en los hogares, en casa el menú fijo es sopa, antes de salir de casa escuchamos “¿Te abrigaste?”. ¿Qué más se les ocurre que es típico de estos días?

No nos podemos olvidar de los resfríos, la tos y en algunos casos la tan querida “Gripe”. El invierno es una época en que es común que las personas se enfermen de Gripe. Tenemos fiebre, nos duele todo el cuerpo, estamos desganados y hasta aburridos porque no podemos salir de casa. Sin olvidarnos de que cuando volvemos tenemos un montón de trabajo atrasado que tenemos que poder al día!!!! ¡Qué bajón!

Además de todo esto, los médicos saben cuáles son los perjuicios que tiene para nosotros la Gripe y es por eso que cada año aparece la  “Campaña de Vacunación Antigripal” ¡Qué feo, vacunarse! Sin embargo, es una solución para evitar enfermarnos.  

Esto me recuerda a otra vacuna que también nos ayuda cuando tenemos otro tipo de dolor. Hay situaciones que nos tocan vivir que nos producen un dolor diferente al de la gripe. Por ejemplo: papá se quedó sin trabajo, la abuela que estaba muy viejita se murió, papá y mamá pelean todo el tiempo, me tengo que mudar y quizás cambiar de escuela, mi amiga no quiere jugar conmigo, un compañero me dijo palabras que me dolieron, papá se fue a vivir a otra casa…

Estas situaciones u otras parecidas, nos hacen doler, especialmente el corazón. Nos preocupan. Nos causan tristeza. Pero tengo una buena noticia… ¡Hay una vacuna para esto y… NO DUELE!

Mirá lo que dice la Biblia: “Pongan sus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes”. 1ª Pedro 5:7 (TLA)

Si tienes alguna preocupación, algo te está poniendo triste, date la vacuna… ¡Hablá con Dios y contale lo que te pasa! Decile qué te pone triste, qué te causa dolor, qué te está preocupando. Él te escuchará y ayudará a encontrar la salida. Él te ama mucho y tiene un plan para cada momento que te toca vivir.  En la Biblia dice: “Sabemos que Dios va preparando todo para el bien de los que lo aman…” (Romanos 8:28 TLA).

¡Date la vacuna “antipreocupaciones” y verás que recibirás el cuidado de Dios! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario