sábado, 27 de agosto de 2016

Una vacuna superpoderosa


¡Qué frío! El invierno ya llegó y se está haciendo sentir!!!! Vemos chimeneas humeando, camiones descargando leña en los hogares, en casa el menú fijo es sopa, antes de salir de casa escuchamos “¿Te abrigaste?”. ¿Qué más se les ocurre que es típico de estos días?

No nos podemos olvidar de los resfríos, la tos y en algunos casos la tan querida “Gripe”. El invierno es una época en que es común que las personas se enfermen de Gripe. Tenemos fiebre, nos duele todo el cuerpo, estamos desganados y hasta aburridos porque no podemos salir de casa. Sin olvidarnos de que cuando volvemos tenemos un montón de trabajo atrasado que tenemos que poder al día!!!! ¡Qué bajón!

Además de todo esto, los médicos saben cuáles son los perjuicios que tiene para nosotros la Gripe y es por eso que cada año aparece la  “Campaña de Vacunación Antigripal” ¡Qué feo, vacunarse! Sin embargo, es una solución para evitar enfermarnos.  

Esto me recuerda a otra vacuna que también nos ayuda cuando tenemos otro tipo de dolor. Hay situaciones que nos tocan vivir que nos producen un dolor diferente al de la gripe. Por ejemplo: papá se quedó sin trabajo, la abuela que estaba muy viejita se murió, papá y mamá pelean todo el tiempo, me tengo que mudar y quizás cambiar de escuela, mi amiga no quiere jugar conmigo, un compañero me dijo palabras que me dolieron, papá se fue a vivir a otra casa…

Estas situaciones u otras parecidas, nos hacen doler, especialmente el corazón. Nos preocupan. Nos causan tristeza. Pero tengo una buena noticia… ¡Hay una vacuna para esto y… NO DUELE!

Mirá lo que dice la Biblia: “Pongan sus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes”. 1ª Pedro 5:7 (TLA)

Si tienes alguna preocupación, algo te está poniendo triste, date la vacuna… ¡Hablá con Dios y contale lo que te pasa! Decile qué te pone triste, qué te causa dolor, qué te está preocupando. Él te escuchará y ayudará a encontrar la salida. Él te ama mucho y tiene un plan para cada momento que te toca vivir.  En la Biblia dice: “Sabemos que Dios va preparando todo para el bien de los que lo aman…” (Romanos 8:28 TLA).

¡Date la vacuna “antipreocupaciones” y verás que recibirás el cuidado de Dios! 

martes, 9 de agosto de 2016

Los anillos de cinco colores


Hay dos elementos que siempre están presentes en los Juegos Olímpicos. ¿Se te ocurren cuáles son?

La antorcha olímpica. Esta idea viene desde el primero de los juegos olímpicos, donde la llama se encendía en el altar del dios Zeus durante toda la competencia. Al continuar usándola quieren simbolizar la unión entre todos los juegos olímpicos, los de la antigüedad y los modernos. Ahora, la costumbre con la antorcha es otra. Meses antes de la competencia se lleva la antorcha desde la primera ciudad de los Juegos Olímpicos hasta la actual. En este año, la antorcha viajó desde Olimpia en Grecia hasta Río de Janeiro en Brasil, luego de recorrer muchísimas ciudades.

Y la bandera olímpica. ¿La conoces? Es una bandera de fondo blanco con cinco anillos de colores diferentes que están entrelazados. ¿Qué significan? Cada uno de los anillos representa un continente, los cuales simbolizan la amistad que debe haber entre todos los pueblos.

Dicen algunos estudiosos que Oceanía es el azul, porque es un continente rodeado de mares y océanos. Europa es el verde por tener muchos bosques y montes. África es el negro, representando el color de la piel de la mayoría de sus habitantes. Asia es el amarillo, color de la arena de sus grandes desiertos.
Y América es el rojo, simbolizando a los nativos que se los llamaba “pieles rojas”. Seguramente encontrarás más teorías sobre estos colores, pero lo importante es lo que quisieron transmitir con ellos.

En los Juegos Olímpicos, por más que los atletas sean distintos en sus razas y costumbres, son todos iguales a la hora de competir y deben hacerlo en paz. La amistad debe ser lo más importante en este evento.

Pero, ¿esto debe ser así solo cada cuatro años y para los atletas olímpicos? No. Dios espera que actúes así cada vez que juegues con otros.

*                       “…busquen siempre hacer el bien a todos.” (Romanos 12:17 TLA) ¿Qué querés conseguir cuando jugas con otros? ¿Divertirte vos o todos? A veces no nos damos cuenta y de la manera que jugamos no agrada a todos. Quizás nos burlamos del que no juega bien, o del que no sabe hacerlo. Otras veces nos enojamos cuando no se hace lo que queremos. Así no hacemos el bien a los que juegan con nosotros. Cuando juegues con otros, busca siempre que la pasen bien.

*                       “…no hagan nada por orgullo o sólo por pelear.” (Filipenses  2:3 TLA) No juegues pensando que solo vos sabés hacer las cosas. Acepta las ideas de los demás. No pelees cuando no se hace lo que vos querés. Al jugar, las opiniones de todos son importantes.

*                       “… hagan todo con humildad, y vean a los demás como mejores a ustedes mismos.” (Filipenses 2:3 TLA) En otras palabras… ¡no seas agrandado! Reconocé las habilidades de los demás, felicitalos cuando son buenos. Festejá los goles de tu amigo o la pulsera de hilos que realizó tu amiga.

*                       “…sé sincero con tus amigos…” (Proverbios 3:3 TLA) Decile a tus amigos la verdad. La mentira y el engaño no son buenos cuando juegas con otros.  Respeta las reglas y no hagas trampa. ¡A nadie le gusta jugar con tramposos!

*                       “…no hagas acepción de personas…” (Deuteronomio 16:19) ¡No hagas diferencias! Jugá con todos por igual. A nadie le gusta quedarse solo cuando el resto juega, por eso, pensá cómo hacer para que todos lo hagan. No dejes de lado al que no es tan bueno, o al que se equivoca, o al que alguna vez te hizo algo… ¡Acepta a todos como son! Los juegos siempre deben ser como los Juegos Olímpicos, buscando la amistad entre todos.

¿Es muy difícil jugar siguiendo estos consejos que nos da la Biblia? Quizás al principio sí, pero no es imposible. Dios nunca nos pide nada que no podamos hacer. Así que si te dejó estos consejos es porque sabe que sos capaz de seguirlos. Hazlo y disfrutarás de lindos momentos de juegos con tus amigos.