domingo, 3 de abril de 2016

Una gran decisión

Desde que te levantas hasta que vas a dormir estás tomando decisiones. ¿Qué ropa elijo? ¿Manga corta o manga larga? ¿Qué desayuno? ¿Chocolatada o jugo de naranja? ¿Hago los deberes y luego juego o al revés? ¿Qué meriendo? ¿Torta o sandwiche? ¿Ordeno el dormitorio como me pidió mamá o no?


Algunas decisiones son más fáciles de tomar que otras, algunas nos beneficiaran y otras nos perjudicaran. Por eso es importante pensar bien antes de decidir para tomar “buenas decisiones”

En la Biblia encontramos a un joven que en un momento de su vida tomó una muy buena decisión: “Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse…” (Daniel 1:8) Daniel eligió cuidarse. Le daban la posibilidad de comer la comida del rey… ¡Imagínate la comida que sería! Sin embargo él prefirió comer sano para cuidar su cuerpo.

El 7 de abril es el Día Mundial de la Salud, un excelente día para tomar una buena decisión como Daniel, “Elegir cuidarse”.

¿Sabes cómo se define la palabra Salud? Salud es un estado de completo bienestar físico, mental, social y espiritual y no solamente la ausencia de enfermedad. Quiere decir que estamos saludables cuando nos sentimos bien en nuestro cuerpo, en nuestra mente y en nuestra relación con los demás. 

¿Por qué debemos cuidar nuestro cuerpo? “Tú fuiste quien formó cada parte de mi cuerpo. Soy una creación maravillosa, y por eso te doy gracias.” (Salmo 139:13-14 TLA) Dios creó nuestro cuerpo y lo hizo con especial atención, para él era maravilloso. Nuestra tarea ahora es cuidar ese cuerpo.

¿Cómo lo vamos a hacer?

J  Alimentándonos bien. Para crecer sanos y fuertes tenemos que comer de todo un poco, poniendo especial atención en que no falte el agua, los cereales, las frutas y verduras, los lácteos, las carnes y huevos, aceites, azúcares. Los alimentos nos regalan los diferentes nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

J  Manteniendo nuestro cuerpo limpio, agua y jabón de la cabeza a los pies.

J  Teniendo nuestra cabecita libre de piojos. ¡Qué feo y molesto que es que mamá nos pase el peine fino! Sin embargo es muy importante para asegurarnos que estos “amiguitos” estén presentes.

J  Cuidando nuestra boca: cepillándonos los dientes luego de comer, evitando las golosinas en exceso y visitando al dentista con frecuencia.

J  Visitando al doctor y teniendo todas las vacunas. Aunque un poquito dolorosas, son unas excelentes amigas que nos ayudar a evitar enfermedades.

J  Haciendo ejercicio. Mirá lo que dice la Biblia: “Es verdad que el ejercicio físico ayuda a que todo el cuerpo esté sano…” (1ª Timoteo 4:8 TLA) Por eso, practica deportes y gimnasia, camina, sube escaleras, anda en bicicleta… Es mejor estar en movimiento que pasar muchas horas frente a la televisión, jugando a los video juegos o en la computadora.

J  Durmiendo lo necesario para descansar bien.

¿Te parece difícil elegir cuidar tu cuerpo? Es una excelente decisión para comenzar a tomar en este día. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario