domingo, 7 de febrero de 2016

Dios es mi "GPS" perfecto

¿Qué podemos hacer para saber cómo llegar a un lugar que no conocemos?

  • Podemos usar un mapa 
  • Podemos investigar en internet. Hay programas como  Google Earth o Google Maps que nos ayudan mucho en esos momentos.
  • Podemos usar un GPS. 

¿Qué significa GPS? Significa Sistema de Posicionamiento Global (en inglés Global Position System). A través de satélites podemos saber donde estamos ubicados y por lo tanto, cómo hacer para llegar a donde queremos ir.  

Hay un GPS que es gratis para nosotros. Dios es nuestro GPS. Él nos conoce bien y sabe todo de nosotros. Pero lo mejor es qué también sabe como guiarnos en nuestro camino. Este GPS es el mejor de todos. ¿Quieres saber por qué?  

El GPS PERFECTO siempre tiene señal. Los GPS pueden perder señal. Si lo queremos usar dentro de una casa, generalmente no capta la información del satélite y por lo tanto no puede ayudarte. El GPS PERFECTO DIOS nunca pierde la señal. Siempre está dispuesto a ayudarte cuando se lo pides. No importa donde estés, ni que momento del día sea. «Yo estoy con ustedes. Yo, el Señor, lo afirmo.» Hageo 1:13

El GPS PERFECTO siempre tiene batería. Los GPS hay que cargarlos y si nos olvidamos de hacerlo, quizás no tengan batería cuando los necesitamos. Dios siempre está pronto para ayudarte. Su deseo de hacerlo no se acaba. Está siempre disponible. “Los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos, atentos a sus oraciones” Salmo 34:15 

El GPS PERFECTO conoce todos los caminos. Los GPS responden a la información que se le cargue. Si nosotros no actualizamos esa información, puede pasarnos que cuando le pedimos como llegar a determinado lugar, no lo conozca. Con Dios no pasa eso. Él tiene respuesta a todas tus preguntas, sabe como ayudarte en todas las circunstancias. “El Señor dice: «Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti.” Salmo 32:8  

¿Cuándo puede ayudarnos el GPS PERFECTO? 

Cuando tenemos que tomar una decisión. Por ejemplo elegir nuestros amigos. Sabemos que un buen amigo tiene que cumplir con algunas condiciones. ¿Las recuerdas? Saber guardar secretos, decir la verdad, hacer el bien y dar buenos consejos. Pedile a Dios que te ayude a elegir buenos amigos.

Cuando no sabemos qué hacer. Por ejemplo cuando te invitan a hacer algo que no sabes si está bien o mal. “Vamos a hacerle una broma a Diego. Le sacamos la cartuchera de la mochila y se la escondemos”. ¿Está bien o no? Pedile a Dios que te ayude a decidir qué hacer. Él te va a mostrar la respuesta. Quizás recordando alguna historia de la Biblia que escuchaste, quizás a través de un consejo de la maestra… Tiene muchas maneras de hacerlo. Pero para que sirva, debes usarlo. Si vos no acudís a Dios, él no va a poder ayudarte. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario