martes, 24 de noviembre de 2015

¿Por qué elegir un día para dar gracias?

En nuestro país no tenemos esta costumbre, que sería muy lindo imitar. En Estados Unidos, el cuarto jueves de noviembre, las familias celebran el “Día de Acción de Gracias” o “Thanksgiving Day” 

¿Por qué lo hacen? Recuerdan una historia muy linda… Un grupo de marinos en busca de fortuna, partieron de Inglaterra, específicamente de Plymouth, en el barco "Mayflower", en el año1620, junto con un grupo de hombres, mujeres y niños. Fueron llamados peregrinos porque dejaron su lugar de origen y se fueron en busca de otras tierras. El viaje por altamar fue muy duro soportando diversas condiciones climáticas y contratiempos. Duró sesenta y seis días hasta llegar a tierra. El lugar de arribó fue bautizado ‘Plymouth’ por el Capitán del barco, John Smith. La tierra a la que llegaron era rica en recursos y ofrecía un atractivo puerto. Pero el primer año fue desastroso, ya que no pudieron contar con muchos de esos recursos. Un grupo de indios locales llegó para ayudar a los Peregrinos. Les enseñaron a los nuevos habitantes a plantar y cosechar comida y cultivos. Una vez llegado el invierno, los Peregrinos habían cultivado y preservado maíz, así como frutas y vegetales. Además, habían aprendido a empaquetar pescado en sal y curar carne ahumándola sobre las brasas. Sabiendo que habían superado tantos infortunios, los Peregrinos encontraron una razón para celebrar el haber sobrevivido y las lecciones que se les habían enseñado, por lo que se reunieron por primera vez en familia junto con los indios y compartieron las aves de corral que habían criado, los cereales y las tartas caseras que habían cocinado con el fruto de su trabajo. Ese día, juntos dieron gracias a Dios por su ayuda, sustento y protección desde el día que partieron de Inglaterra, hasta el día que llegaron y además por los amigos que hicieron, por el trabajo que aprendieron y la cosecha abundante que obtuvieron Desde ese día se celebra el DIA DE ACCION DE GRACIAS en Estados Unidos y
Canadá. Las familias se reúnen para una comida especial que incluye alimentos típicos y con mucho significado: pavo, maíz, calabaza, salsa de arándano entre otros. Pero lo más lindo a imitar, es que juntos y alrededor de la mesa, cada uno de los integrantes de la familia reconoce las bendiciones recibidas por Dios en ese año y agradece por ello. En nuestro país no es muy común que las familias celebren este día. Sin embargo, es una costumbre muy linda de imitar. No solo por las fiestas, que a todos nos gustan, sino por la importancia de tomarnos un tiempo para pensar motivos por los cuáles deberíamos ser agradecidos a Dios. 

¿Qué acostumbras hacer con tu familia? Jugar, cocinar, salir a pasear, de vacaciones, cortar el pasto, ir al Shopping… Muchos acostumbran pelearse, agredirse, insultarse… Las primeras son excelentes propuestas, las segundas, si están dentro de tus costumbres, elimínalas y cámbialas por decir “GRACIAS”. 

La Biblia dice : “Dad gracias en todo porque esta es la voluntad de Dios” (1ª Tesalonicenses 5:18) Dios quiere que vos y yo seamos agradecidos. Contale a tu familia esta preciosa costumbre y proponeles agradecer a Dios por todo lo que tienen y lo que él ha hecho por ustedes. ¡Esta vez el Maestro podés ser vos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario