martes, 13 de octubre de 2015

¡Te invito a comer!



El 16 de octubre, en todo el mundo, es el Día Mundial de la Alimentación. ¿Por qué será necesario tener un día dedicado a este tema? Seguramente, porque nuestros hábitos alimentarios no están siendo los adecuados.

¿Qué les parece si aprovechamos este día para recordar cuáles deben ser?
Empecemos por saber “¿Qué son los alimentos?”
Son productos naturales o elaborados de origen animal o vegetal, que contienen una mezcla de sustancias nutritivas y se presentan de diferentes formas, color, sabor, textura y aroma.

Cuando Dios creó al hombre y a la mujer, se preocupó porque ellos tuvieran de qué alimentarse, fue así que les dijo: “…De todo árbol del huerto podrás comer…” Génesis 2:16. Por lo tanto entendemos que comer no está mal, el tema es qué y cuanto comemos. Es importante y necesario saber alimentarse bien, porque eso nos ayuda a estar sanos.

¿Qué más debemos saber? El cuerpo humano de cualquier persona del mundo es como una máquina que está en permanente actividad, sin dejar de funcionar nunca. Para poder vivir y mantenerse sano, el organismo necesita: crecer, energía y defenderse de las enfermedades. Y, ¿cómo lo logra? A través de los alimentos que debiéramos consumir:

Para crecer nuestro cuerpo necesita consumir ALIMENTOS CONSTRUCTORES

Estos son ricos en proteínas y minerales. Ayudan a formar huesos y dientes, reparar tejidos y desarrollarse. Algunos son: pescados, carnes, mariscos, leche, huevos, garbanzos, arroz, porotos, fideos.



Para moverse nuestro cuerpo necesita ALIMENTOS Energéticos

Estos son ricos en hidratos de carbono y grasas. Nos ayudan a tener energía y fuerza, para trabajar física y mentalmente. Algunos ejemplos de hidratos de carbono son: azúcar, pan, arroz, fideos, sémola, maicena, avena, porotos, garbanzos, lentejas, papas, frutas de todo color y sabor.

Y los que tienen grasas son: aceites, mantecas, margarina, crema de leche, carnes grasosas, yema de huevo, mayonesa, chocolate, maní, nueces, leche entera.

Para mantenerse sano nuestro cuerpo necesita consumir ALIMENTOS REGULADORES

Estos son ricos en vitaminas y minerales. Acá tienes una lista de ellos.
Con vitamina A: hígado, zanahoria, acelga, espinaca, tomate, berro, zapallo, leche, queso, manteca, margarinas enriquecidas.

Con Vitamina C: naranja, limón, coliflor, espinaca, repollo, acelga, frutilla, durazno, melón, pepino, membrillo, papa, uva, cereza, rabanito y tomate.

Con el mineral calcio: queso, nueces, almendras, higos, yema de huevo, avena, leche, berro, acelga, pescados y mariscos.

Con el mineral hierro: especialmente carnes rojas, pollos y pescados.



Ahora, la pregunta es, ¿Cómo mantener un buen estado de salud? Consumiendo alimentos en cantidad suficiente y variada.

Suficiente significa que nuestro cuerpo necesita determinada cantidad de alimentos y no más.

Variado quiere decir que hay que comer de todo un poco.

Comer de más produce obesidad, ya que lo que no se gasta como energía, se deposita en nuestro organismo en forma de grasas.

Comer menos de lo que el cuerpo necesita, también provoca graves problemas, como la desnutrición.



Recuerda:
  • Consume diferentes tipos de alimentos durante el día en una cantidad suficiente y variada.
  • Practica ejercicio físico
  • Toma abundante agua por día.



Para Dios es importante que cuidemos nuestro cuerpo. Él lo creó para que lo disfrutemos y no para que lo maltratemos… Salmo 139:13 dice: “ Dios mío, tú fuiste quien me formó en el vientre de mi madre. Tú fuiste quien formó cada parte de mi cuerpo.” Cuando nosotros hacemos algo con nuestras manos y se lo regalamos a otra persona, una manualidad, una artesanía, un dibujo, nos gusta que la cuide y la disfrute. Lo mismo sucede con nuestro cuerpo. Dios lo creó, nos lo dio para que lo cuidemos y disfrutemos.








No hay comentarios:

Publicar un comentario