domingo, 27 de septiembre de 2015

Un poco más sobre la Biblia...

¿Recuerdas aquellos datos interesantes que compartí contigo sobre la Biblia?



Te cuento algunos más:
  • Matusalén fue el hombre más anciano de la Biblia. Vivió hasta los 969 años.
  • El nombre más largo de la Biblia es Maher-salal-hasbaz (Isaías 8:1) y significa: “Ya están aquí los ladrones”
  • El hombre más alto de la Biblia fue Goliat. Medía casi 3 metros.
  • El versículo más largo de la Biblia es Ester 8:9. Tiene 80 palabras. Y el más corto es Juan 11:35. Tiene 2 palabras: “Jesús lloró”.

Pero, más allá de estos datos, lo más importante es que la Biblia es un libro verdadero. El Salmo 119:169 dice: “Todas tus palabras se basan en la verdad…” Todo lo que Dios quiso que estuviera escrito en la Biblia es verdad.

Las historias de la Biblia son reales y verdaderas. No son cuentos como Caperucita Roja o Blancanieves. Los personajes que aparecen en la Biblia fueron personas como vos y yo que vivieron realmente. David peleó realmente con Goliat y le ganó. Jesús caminó de verdad sobre el mar y también calmó a la tempestad. El pueblo de Israel caminó sobre tierra seca cuando el Mar Rojo se abrió. ¡Fue cierto!

Dios quiso que esas historias estuvieran allí, para que vos y yo aprendiéramos de ellas.

También, muchas verdades científicas están registradas en la Biblia desde tiempo atrás. Por ejemplo:
  • La Tierra en el espacio sostenida sobre nada. En Job 26:7 dice: “El extiende el norte sobre vacío, cuelga la tierra sobre nada."
  • La forma de la Tierra, contraria a la Antigua creencia de que era plana. En Isaías 40:22 dice: “El está sentado sobre el círculo de la tierra…”
  • El ciclo del agua. ¡Cuántas veces lo hemos estudiado! El agua del río se evapora, condensa y luego al precipitar llega nuevamente al río. Eso es lo que nos dice en Eclesiastés 1:7 “Todos los ríos van a dar al mar... A su punto de origen vuelven los ríos, para de allí volver a fluir.” El escritor de este libro lo registró antes de que los científicos pudieran comprenderlo.

¡Qué bueno es saber que este libro con tantas funciones que nos ayudan a ser mejores y tener una vida feliz, es verdadero! 

Dale gracias a Dios por la Biblia. Leela y escuchala cuando tengas oportunidad, así todo lo que hagas agradará a Dios. Eso es lo que dice el Salmo 119: 11 “He guardado tus palabras en mi corazón para no pecar contra ti”


No hay comentarios:

Publicar un comentario