miércoles, 12 de agosto de 2015

Niños de la Biblia: Samuel, el niño que escuchó

¿Qué te gustaría ser cuando seas grande? Doctor, maestra, abogado, panadero, carpintero, cantante, chef… Dios desde ahora ya sabe cuál es su plan para vos… qué es lo mejor para vos cuando seas grande, de la misma manera que lo sabía para un niño de la Biblia llamado Samuel.

Esta es la historia de Samuel… Dios había concedido a Ana su deseo más profundo, tener un hijo. Por eso, Ana le había prometido a Dios que le entregaría a su hijo para el servicio en el templo. Y así lo hizo. Cuando Samuel creció, Ana lo llevó al templo y cada tanto lo iba a visitar. Samuel vivía con el sacerdote Elí, quién le enseñó como servir a Dios. Una noche Samuel oyó que alguien lo llamaba. Pensó que era Elí, así que corrió a ver que quería. Elí le dijo que volviera a dormir porque él no le había llamado. De nuevo Samuel oyó que alguien lo llamaba, ahora sí es Elí y fue a ver que quería. Elí le volvió a decir que no le había llamado. Una tercera vez Samuel escuchó de nuevo la voz y corrió junto a Elí. Pero, él no había sido. Elí se dio cuenta que era Dios el que lo llamaba así que le dijo a Samuel que cuando escuchara la voz respondiera diciendo, “Habla que tu siervo escucha"
Samuel volvió a escuchar la voz y le respondió diciendo, “Habla que tu siervo escucha.” Dios habló con Samuel y le dijo algunas cosas que iba a suceder. Samuel confió en Dios y él le mostró cuál era su plan. Samuel dirigió al pueblo de Israel durante muchos años. Ese era el plan que Dios tenía para él.
Dios también tiene un plan para vos y también te habla. Hoy no lo hace como en la época de Samuel, pero lo hace de otras maneras:
]  Dios nos habla cuando leemos la Biblia
]  Dios nos habla cuando escuchamos una clase
]  Dios nos habla cuando mamá o papá nos dan un consejo
]  Dios nos habla a través del ejemplo de otras personas.
Al igual que Samuel tenés que estar atento para saber qué es lo que Dios quiere de vos. Y desde ahora, tenés que pedirle que te muestre que es lo que él quiere que hagas cuando seas grande.
Mirá lo que dice el Salmo 138:8 “Dios mío, tú cumplirás en mí todo lo que has pensado hacer.”
Y Jeremías 29:11 dice: “Yo sé los planes que tengo para ustedes, planes para su bienestar y no para su mal, a fin de darles un futuro lleno de esperanza.”
 Lo que Dios tiene planeado para vos es lo mejor. Confía en él porque si lo prometió lo va a cumplir.


2 comentarios:

  1. hermoso, muchas gracias! di con tu blog por recomendación "de los tales" cuya página descubri ayer, ésta publicación me servirá mucho con mi peque quien a penas ha empezado su catecismo. Saludos desde México.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho Sonny que el blog te sea de bendición y utilidad con tu familia. Cariños desde Uruguay!

    ResponderEliminar