martes, 23 de junio de 2015

En las vacaciones... ¡Desconectate!

¡Ya llegan las vacaciones! Dos semanas muy esperadas por todos y bien merecidas luego de “intensas” pruebas semestrales, en las que imagino agotaste todas tus energías.


Las vacaciones son muy importantes, porque entre otros objetivos, está el de descansar. Luego de mucho trabajo, actividades, estudio es necesario descansar unos días. Hasta el más fuerte y poderoso necesita descansar. Mira lo que dice la Biblia: “Cuando llegó el séptimo día, Dios ya había terminado su obra de creación, y descansó de toda su labor.” (Génesis 2:2) Si, Dios, el más fuerte y poderoso, necesitó descansar, quiso descansar. Y él también quiere que tú y yo lo hagamos. La Biblia en Éxodo 16:29 dice: “Tienen que entender que el día de descanso es un regalo del Señor para ustedes…

¿Ya tienes pensado qué vas a hacer esos días? ¿Hiciste planes? ¿Con quiénes vas a disfrutarlas? Recuerda que una de las actividades para estos días es… DESCANSO. Por eso tengo una idea para algunos momentos en estas vacaciones: ¡Desconectate!

Si… Desconectate de la computadora, del Facebook, del celular, de los videojuegos… Te doy una noticia, ¡en vacaciones puedes hacer otras cosas!

Puedes CONECTARTE con tus amigos en vivo y en directo. Invítalos a casa jugar juegos de mesa, patear penales en el patio de casa, ir al Prado a andar en bici, hacer manualidades… ¿Qué más puedes hacer con tus amigos sin conexión?

Puedes CONECTARTE con la familia. Cocina con mamá, arregla la bici con papá, juega con tus hermanos a aquellos juegos que hace años están guardados, mira fotos de cuando eras más chiquito o de antes de que nacieras… ¿Qué más puedes hacer con tu familia?

Puedes CONECTARTE contigo mismo. ¡Qué lindo es estar un ratito solo! Leer un buen libro… puede ser “Olegario” de Susana Olaondo, “Pateando Lunas” de Roy Berocay, “Malú” de Ignacio Martínez, o “Caídos del mapa”… o el que tú quieras y disfrutes. Puedes escuchar buena música mientras ordenas tus cosas, apartas para regalar aquellas que ya no usas, tiras las que ya no sirven ni tienen arreglo… ¿Qué te gusta hacer cuando estás solo y sin conexión?

Puedes CONECTARTE con Dios también. Él está esperando que lo hagas. Quiere escucharte. Habla con él, cuéntale lo que te alegra, lo que sueñas, lo que te gustaría, lo que te preocupa y lo que te entristece también. Quiere hablarte. Aprovecha a leer la Biblia o alguna historia bíblica que tengas en casa. Si no tienes ninguna, piensa en quién puede prestarte. Si en la iglesia hay alguna actividad especial, aprovéchala. Conéctate con tus amigos de la iglesia en vacaciones.

Vas a tener muchas “ofertas” estas semanas. Se te van a ocurrir muchas ideas para hacer… pero, ¿cuál es la mejor? Filipenses 1:9 nos da tips para elegir: “…Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza.”

Cuando vayas a elegir algo para hacer, cuando estés conectado y cuando estés desconectado, recuerda los tips de la Biblia que te ayudarán a disfrutar más de las vacaciones.


viernes, 19 de junio de 2015

Anatomía de los abuelos

¿Qué es la anatomía? Es el estudio de las diferentes partes del cuerpo. Cómo son, cómo funcionan, para qué sirven…

Las partes del cuerpo de los abuelos, ¿tendrán un significado especial? ¡Seguro que si porque los abuelos son especiales!



¿Cuántos abuelos tienes? ¿Cómo se llaman? Algunos tenemos 1, otros 2, quizás 3 o posiblemente 4. Dale gracias a Dios por tus abuelos. ¿Los ves seguido? ¿Qué es lo que más te gusta hacer con ellos? Cada vez que puedas visitalos, llamalos por teléfono, comparte tiempo con ellos. Más adelante te darás cuenta lo importante que fue el tiempo que estuviste con ellos. Y en este día del abuelo, busca la manera de demostrarles lo mucho que los quieres. ¿Se te ocurren ideas?


jueves, 18 de junio de 2015

Zincha, una mascota matemática

¿Sabes sumar palabras? Te propongo una: Zorro + Hincha. ¿Cuál será el resultado? ¡Claro! ¡Zincha!


¿Sabes quién es? Es la mascota de la Copa América Chile 2015. Zincha es un zorro que vive en Chile y varios lugares de Sudamérica, sobre todo en los países que rodean la Cordillera de los Andes. Zincha es de color naranja, con azul y rojo en sus extremidades. Además tiene en su cuerpo, diseños característicos de los indígenas chilenos. Esta mascota representa al verdadero hincha del futbol… alegre y divertido. ¿Todos los hinchas son así?

Lamentablemente, no. Muchos confunden lo que es ser un hincha. ¿Sabes cómo surgió esta palabra?  Fue a principios del siglo pasado y hay muchas historias que hablan de su origen. La más aceptada nos cuenta que el “hincha” surgió en Montevideo. Su nombre era Miguel y era talabartero. ¿Qué es eso? Es un artesano que se especializa en trabajar con el cuero. Miguel trabajaba cuidando las pelotas de un club de fútbol. Una de sus tareas es la que hoy conocemos como “utilero” y era inflar, o hinchar como se le decía, las pelotas antes de cada partido.

De acompañar por tanto tiempo a este cuadro, Miguel se hizo fanático y además de utilizar sus pulmones para “hinchar” los balones, porque en ese tiempo no había máquinas que lo hicieran, los utilizaba para alentar a su equipo con gritos que sobresalían a los demás. Las personas lo veían y sorprendidas de su entusiasmo y alegría al hacerlo, decían: “Mirá como grita el hincha”, pensando en su tarea de “hinchar” los balones. Este nombre que se le daba a Miguel, poco a poco se fue usando para todos los que cada partido alentaban a sus equipos.

¿Vos sos un hincha de tu cuadro? ¿Los alentás con entusiasmo? Muchos en vez de hacerlo, dedican su tiempo en gritar palabras ofensivas hacia el cuadro rival, palabras desagradables, insultos. Se olvidaron de lo que es ser un “hincha”.  La Biblia dice: “No te rebajes diciendo palabras malas e indecentes.” (Proverbios 4:24) Las palabras con esas características son de poco o ningún valor. No las uses. Estas palabras incorrectas tienen sus consecuencias. Proverbios 18:20 dice: “Cada uno recibe por sus palabras su premio o su castigo.” Y eso es cierto. Muchos cuadros de fútbol han sido sancionados porque sus “malas hinchadas” se olvidaron de ser “verdaderos hinchas”.

Tus palabras como hincha tienen que alentar a tu equipo, darle más ganas de seguir jugando y dar lo mejor de cada uno de ellos. Tienen que lograr que se motiven a esforzarse para conseguir la meta: el triunfo. Y dice la Biblia que tienen mayor poder: “…se oyen mejor las suaves palabras de los sabios que los gritos del más grande de los tontos.” (Eclesiastés 9:17) Las palabras de aliento son más poderosas que las otras, producen efectos positivos en los que la reciben.

Cuando juega tu equipo, ¿qué hincha sos? ¿Verdadero o falso? ¿Alentás o agredís? ¿Te preocupas por tu equipo o por el contrario? Tus palabras, ¿son poderosas o hirientes?
En resumen, un verdadero hincha es como Zincha… alegre y divertido… alienta y anima a su equipo.


martes, 16 de junio de 2015

¿Sabes qué es el Fair Play?

Fair Play significa “Juego Limpio”.
¿En qué consiste? Son actitudes que demuestran que el deporte está hecho para practicarlo dentro de un marco: el buscar el bienestar de todos. Lo más importante no es ofender a mi contrincante con mis actitudes, sino aprender a jugar, compitiendo sanamente y creciendo en compañerismo. ¿Suena difícil? Pero, no es imposible!!!!

¿Quieres conocer las 18 reglas del “Fair Play” del fútbol?

1. Nunca protestes al árbitro.
2. Respetar al contrario.
3. Saludarlo deportivamente, tanto si se gana como si se pierde.
4. Respetar las instalaciones deportivas.
5. No protestar en los cambios. Es un menosprecio al compañero que te sustituye.
6. No discutir durante el transcurso del partido con los compañeros.
7. Animar al compañero que falla. Fallar es humano
8. No responder nunca a las provocaciones del contrario.
9. Respetar las decisiones del entrenador.
10. En caso de lesión de un contrario, perdida del calzado, o cualquier otra circunstancia extradeportiva, no aprovecharla para marcar gol.
11. No pedir jamás al árbitro que saque tarjeta a un contrario.
12. Evitar chocar con el golero. Es preferible no conseguir gol que lesionar a un deportista.
13. No realizar entradas por detrás. Son muy peligrosas. Un gol se puede remontar. Una lesión no.
14. En caso de recibir una entrada dura. Aceptar las disculpas del rival, si estas se producen.
15. No perder tiempo a propósito para conseguir ganar un partido.
16. El deporte es un juego para divertirse y mejorar físicamente. Por tanto, no hay que obsesionarse con la victoria.
17. Si el rival es muy inferior, no lo desprecies ni te ensañes con él.
18. Los partidos se juegan y se ganan o se pierden en el terreno de juego. No hagas reclamaciones posteriores.

El “Fair Play”, ¿será solo para los deportes? No, Jugar limpio también se practica en la vida.
Mira lo que Dios nos aconseja en la Biblia: "No te alegres cuando tus enemigos caigan, ni te pongas contento cuando ellos tropiecen. Porque el Señor se molestará contigo" (Proverbios 24:17)
Además nos pide en Lucas 6: 27-31: "A los que están dispuestos a escuchar les digo: Amen a sus enemigos! Bendigan a quienes los maldicen. Hagan bien a quienes los odian. Oren por aquellos que los lastiman.........Traten a los demás como les gustaría que los traten a ustedes"

¿Se podrá cumplir? Dios nunca nos va a pedir algo que no podamos hacer, así que ¡a intentarlo! Al jugar en el recreo, recuerda que debe ser “Juego Limpio”, al trabajar en clase con compañeros… “Juego Limpio”, en la clase de gimnasia… “Juego Limpio”, en el partido del sábado… “Juego Limpio”, en casa con mis hermanos… “Juego Limpio”. ¡Que todos disfruten cuando estén con nosotros!


¡Comenzaron los entrenamientos!


El Maestro, así le decimos en Uruguay a nuestro director técnico, ya tiene su equipo formado. Ya partieron hacia Antofagasta, una ciudad chilena al norte con costas hacia el Océano Pacífico. Este es el lugar que eligieron para el entrenamiento de la selección.


Ahora hay que decidir quiénes serán los 11 que el sábado entren a la cancha para jugar con Jamaica. Tiene que ver quién ocupa cada puesto… quien va a jugar de golero, de defensa, de volante, quiénes serán los atacantes y encargados del GOOOOOL!!!!

¡Qué decisión importante! ¡Qué tarea! ¿A quiénes elegirían ustedes? Armemos nuestro 11 ideal…
Sin lugar a dudas, a aquellos que cumplan con sus exigencias, quienes hayan obedecido sus órdenes y se hayan esforzado obteniendo un buen rendimiento.

¿Qué hacés vos cuando mamá o papá te piden algo? ¿Te esforzás por hacerlo? ¿Lo hacés de buena gana? Cuando la maestra propone una tarea, ¿solo te quejás o la hacés poniendo lo mejor de vos?
Cuando jugás con tus amigos, ¿cómo lo hacés? ¿jugás en equipo respetando a todos o solo tienen que hacer lo que vos querés?

En Proverbios 14:23 dice: “Todo esfuerzo tiene su recompensa…”. Dios quiere que cuando hagas las cosas, lo hagas de la mejor manera. En otra parte de la Biblia dice:  “Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor…” (Colosenses 3:23).

Obedecé a tus padres, hacé lo que te piden, hacelo de buena manera.

Cumplí con las tareas que te pone la maestra, hacelo con dedicación.

Jugá con tus compañeros pensando en todos, para que todos disfruten y quieran estar contigo.

¡Qué puedas ser elegido para estar en el equipo porque tu actuación y actitud son las mejores! 


sábado, 13 de junio de 2015

Comienza la Copa... ¿Aceptaste la convocatoria?


Esta semana comienza la Copa América. Uruguay ganó 15 de esos campeonatos y quisiéramos tener una copa más. Para eso hay que tener un gran equipo que pueda representarnos y conseguir el objetivo.


El Maestro Tabarez ya tiene el equipo completo para ir a la Copa América. Los llamó y aceptaron. ¡Cómo no van a aceptar! ¡Qué privilegio es ser llamado para formar parte del equipo de la selección de tu país!

Imagino lo que deben haber sentido Cavani, Muslera, “Palito”Pereira, Arévalo Ríos, el “Cebolla” Rodríguez, Coates, Álvaro González, Stuani, Godín, Maxi Pereira, Nicolás Lodeiro,  Abel Hernández cuando recibieron la notificación. Pero también imagino la tristeza de los que no la recibieron y les gustaría estar.

El formar parte de este equipo tiene muchos beneficios: representás a tu país, tenés más fama, popularidad, te hacés más conocido y otros cuadros importantes pueden querer que estés en su equipo y así ganás más dinero. Pero también tiene exigencias: hay que seguir las indicaciones del Maestro y respetarlas.

Yo conozco otro Maestro que también tiene un equipo, pero a diferencia de Tabarez, él nos convoca a todos para que lo integremos. Mi Maestro se llama Jesús. En la Biblia encontramos a Jesús diciendo: “Mira que estoy a la puerta y llamo…” (Apocalipsis 3:20). Él nos llama a todos a formar parte de su equipo, pero depende de nosotros aceptar o no.

El estar en el equipo de Jesús también tiene beneficios. Dice la Biblia que los que creyeron en su nombre serán llamados Hijos de Dios. Seremos sus hijos, podemos disfrutar de su amor, sus cuidados, su protección, su guía, su consuelo cuando estamos tristes, para siempre. Pero también tiene exigencias. Dice Jesús: “Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando” (Juan15:14). Hay que obedecerle. Al hacerlo seremos más felices aún, porque él quiere nuestro bien.

¿Te gustaría formar parte de este equipo? Es muy fácil, responde a la convocatoria. Decile a Jesús que querés ser parte de su equipo, que querés ser un hijo de Dios. ¡Él te está esperando con los brazos abiertos! Si aún no formas parte de este equipo, no dejes pasar más tiempo, es una decisión muy importante.

miércoles, 3 de junio de 2015

Yo cuido mi planeta

Me imagino que alguna vez habrás escuchado como fue que se creó el planeta en que tú y yo vivimos. Por lo tanto, entre todos podemos hacer un repaso de cómo sucedieron los hechos.

Cuando Dios comenzó a crear, la tierra no tenía forma ni había en ella nada que tuviese vida. Todo estaba cubierto por una gran oscuridad. Fue así que dijo: ¡Manos a la obra!


El 1º día separó la luz de la oscuridad, apareciendo el “día” y la “noche”. ¡Qué contento estaba Dios al terminar su primera creación!

El 2º día separó las aguas, formándose el “cielo”.

El 3º día separó las aguas de lo seco, creando la “tierra” y el “mar”. Tanto le gustó lo que estaba haciendo que decidió que en la tierra hubiese árboles y plantas que den fruto y semillas. En pocas palabras comenzó la “Agricultura familiar”.

El 4º día se dedicó a trabajar en el cielo. Creó dos grandes lumbreras: el sol y la luna. Estas no solo tenían la función de alumbrar, sino también de separar el día de la noche, indicar las estaciones, los días y los años. Y junto a ellas colocó a las estrellas. ¡Cada día que pasaba Dios estaba más contento con lo que estaba creando!

Llegó el día 5º. ¿Qué tendría preparado para hoy? El objetivo era el cielo y el mar. Decidió que el mar se llenase de seres vivos al igual que el cielo de aves que lo cruzaran. Así fue que creó los grandes y pequeños peces, así como todo ser vivo que encontramos en el mar. Creó también todas las aves que conocemos y muchas más. A todos ellos los mandó reproducirse sobre toda la Tierra.

El día 6º, se dedicó a la tierra. Creó los animales domésticos, los salvajes, los reptiles y los insectos. Y también creó al hombre y a la mujer. ¡Qué feliz y satisfecho estaba con todo lo que había creado! Para él era bello. Ahora, se merecía un descanso…

 Cuando Dios finalizó su gran obra,  le dijo al hombre y a la mujer: “Hoy les entrego a ustedes toda planta que da semilla y todo árbol que da fruto. Todo esto les servirá de alimento.” (Génesis 1:29) Puso a disposición de ellos lo que había creado, pero dice la Biblia también, que lo hizo para que “…lo cultivara y lo cuidara…” (Génesis 2:15)

¿Eso es lo que está haciendo el hombre? ¿Estamos cuidando la creación de Dios, nuestro planeta? Hay un texto en la Biblia que nos describe lo que está pasando con la Tierra: “Nosotros sabemos que el mundo se queja y sufre de dolor” (Romanos 8:22) Poco a poco estamos destruyendo el precioso mundo que Dios creó para nosotros. ¿Hay algo que se pueda hacer?

¡Claro que sí! Estamos a tiempo de cuidar y cumplir con la tarea que Dios nos dejó. Dice la Biblia que “Todo lo que Dios creó es bueno y nada es de desechar.” (1ª Timoteo 4:4) por lo tanto, tenemos una gran tarea en nuestras manos. ¿Qué les parece si nosotros también ponemos “Manos a la obra”?
¿Qué podemos hacer?
  •        Utiliza solo el agua que necesites, no la desperdicies.
  •        Protege y cuida árboles y plantas que te rodean.
  •        Deposita la basura en el lugar correcto. Luego podrás clasificarla.
  •        Conversa con los adultos sobre cómo mantener el aire puro y reducir la polución.
  •        Cuida lagos, ríos y mares para no contaminarlos con basura.
  •        Intenta reciclar algunos materiales y utiliza los que ya están reciclados.
  •        Recuerda siempre las R: Reciclar, Reducir, Reutilizar, Rechazar, Recuperar.

¿Tienes otras sugerencias?

El 5 de junio es el Día Mundial del Medio Ambiente, un excelente día para que reconozcamos lo que dice el Salmo 104:24 “Dios nuestro, tú has hecho muchas cosas, y todas las hiciste con sabiduría. ¡La Tierra entera está llena con todo lo que hiciste!”. Y para que nos comprometamos a cumplir con CUIDAR LA TIERRA QUE NOS REGALÓ. ¿Estás dispuesto?