viernes, 22 de mayo de 2015

La hormiga, un animalito con mucho talento

Una adivinanza: Somos pequeñas pero fuertes, hacemos largas filas y siempre, siempre, trabajando nos tienes. ¿Quiénes somos?

Si, ¡la hormiga!

¿Qué conoces de las hormigas? Seguramente en alguna oportunidad han conversado en clase sobre este tema.

Pero, ¿sabes que la Biblia también habla de ellas? Mira lo que nos dice en Proverbios 6:6, “¡Vamos, joven perezoso, fíjate en la hormiga! ¡Fíjate en cómo trabaja, y aprende a ser sabio como ella!”. La Biblia dice que tenemos que aprender de las hormigas porque ellas son sabias.

¿Se te ocurre qué podemos aprender de las hormigas?

¿Sabías que las hormigas son muy buenas arquitectas? Hay veces que sus casas tienen de 30 a 40 pisos y cuartos subterráneos inmensos. Utilizan como materiales de construcción: tierras, hojas, pedacitos de madera que cuando se mojan con la lluvia y se secan al sol, se endurecen de una manera admirable. ¡Qué ingeniosas que son! ¿Qué haces tú cuando tienes que preparar un trabajo? ¿Te sientas a esperar que mamá o papá te digan cómo hacerlo o piensas formas tú solo? Tú tienes la capacidad de pensar por ti solo cómo se hacen las cosas. Puedes diseñar un dibujo, realizar una maqueta, preparar una manualidad. Tú también eres ingenioso.

Además de ingeniosas, las hormigas son organizadas y trabajan siempre unidas. Cada una tiene un trabajo determinado: hay soldados que tienen mucha habilidad para morder; hay las que hacen túneles debajo de los ríos y edifican puentes de un lado al otro; hay hormigas que cortan las hojas y las llevan encima como si fueran paraguas y por eso se las llama “hormigas paraguas”; y también las que se unen para rescatar a las que están en peligro. ¡Qué ejemplo para nosotros! ¿Te gusta trabajar en equipo? ¿Cómo trabajas en equipo? 
¿Eres de los que se dividen las tareas o del que hace todo o del que no hace nada? Imita a la hormiga, dividan la tarea de acuerdo a las habilidades de cada uno. Si uno es más prolijo para escribir, esa será su tarea. El que dibuja lindo, se encargará de esa parte y pintará el que lo haga mejor también. Pero seguramente, cada uno tendrá su responsabilidad. ¡Tú también puedes trabajar en equipo!

Las hormigas son responsables, ellas cumplen siempre con el trabajo que se les asignó. Por ejemplo: las que tienen que conseguir el alimento, no lo vigilan porque es más cómodo, porque esa tarea la cumplen otras. ¡Qué bueno que es cuando tú eres responsable con la tarea que se te asignó! De esa manera eres útil a los demás.

Además de ingeniosas, organizadas y responsables, las hormigas son previsoras. ¿Qué significa eso? Proverbios 30:25 nos da la respuesta: “Las hormigas, insectos muy pequeños que guardan comida en el verano, para tener suficiente en el invierno” Guardan cuando hay, para tener cuando no haya. ¿Qué puedes guardar ahora? Puedes guardar conocimientos, aprendizajes, experiencias. Aprovecha que tienes tiempo y energías para estudiar y aprender mucho. Tú también puedes ser previsor!

¿Qué nos enseñó este animalito? Nos enseñó a ser ingeniosos, organizados al trabajar en equipo, responsables al realizar nuestras tareas y previsores, guardando cuando hay para cuando no haya.

¡Qué buen ejemplo que es la hormiga!


No hay comentarios:

Publicar un comentario