sábado, 28 de febrero de 2015

Un año más... ¡Allá vamos!



Comienza un nuevo año en la Escuela. Seguramente, estos días,  te habrás preguntado: ¿Cómo será la maestra? ¿Tendré compañeros nuevos?  ¿Será el mismo grupo o nos habrán mezclado? ¡Cuántas preguntas!
Si viste Monster University, quizás te sientes como Mike Wazowski en su primer día de Universidad… con muchos nervios, ansiedad y alegría porque ese día había llegado. ¿Puede ser?
Mike Wazowski estaba entrando en el lugar de sus sueños, donde él quería estar para ser… ¡¡¡Un asustador!!! Se preparó días antes para ese día. Hasta hizo una lista de las cosas que tenía que hacer cuando llegara a la universidad y qué metas se quería poner para ese año. ¿Recuerdas que decía la lista?
mu_gen_char_bio_mike_1240x689_v1.jpg
- Registrarse
- Desarmar la valija
- Colgar los posters
- Transformarme en el mejor de la clase
- Graduarme con honores
- Ser el mejor asustador de todos

Mike Wazowski se había puesto una meta… ser el mejor asustador.  ¿Tenés metas para este año?

¿Pensaste que te gustaría conseguir al finalizar el 2014? Quizás querés terminar el año con una buena calificación; quizás tu meta es ser mejor que el año anterior; quizás es tener nuevos amigos; quizás es llegar temprano al colegio; quizás es meter muchos goles…

Mike no se quedó sentado, esperando que la meta se cumpliera sola… ¿Recordás que hizo? Se puso a estudiar en todos los libros que encontró sobre los diferentes sustos y como hacerlos; preparó las pruebas; hizo ejercicio; practicó frente al espejo… en definitiva, se esforzó.

Y ese es uno de los consejos que encontramos en la Biblia, que Dios le dio a Josué. “Esfuérzate… yo estaré contigo” (Josué 1:9). Josué tenía una meta muy importante por alcanzar: tenía que guiar al pueblo de Israel hacia la Tierra Prometida.  Iba a ser el líder de un grupo de muchas personas que hacía bastante tiempo que estaba dando vueltas por el desierto, que a veces se ponían nerviosos, que a veces se quejaban, que otras desobedecían… en resumen no era una tarea sencilla. Por eso Dios le dice:

¡Esfuérzate!. Josué tenía que poner el máximo de su energía para llegar a la meta, tenía que prepararse, tenía que trabajar duro. Pero no iba a estar solo para hacer la tarea, Dios le promete su compañía y ayuda para llegar a la meta.

¿Querés alcanzar la meta que te propusiste para el 2014? Seguí el consejo: “Esfuérzate”. Estudiá, practicá, dedicá horas en hacer lo que tenés que hacer en vez de mirar tanta televisión o jugar en la compu. Poné lo máximo de vos para conseguir la meta.  De la misma manera que le prometió su compañía a Josué, si vos sos un hijo de Dios y te esforzás, él estará contigo a donde quiera que vayas.

Pero, ese no fue lo único que hizo Mike, ni fue el único consejo que recibió Josué… En estos devocionales seguiremos descubriendo como alcanzar nuestras metas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario