viernes, 19 de diciembre de 2014

12 días para Navidad - Los Ángeles


 ¿Alguna vez estuviste de noche en el campo? Es oscuro, bien oscuro. Solo las estrellas y la luna te alumbran.  Silencio total.  
Así estaban una noche, un grupo de pastores cuidando sus ovejas. Pero  de repente…  el cielo se iluminó y encima apareció un ángel. ¡Tremendo susto! Gracias a Dios, el ángel tenía una linda noticia para darles que los iba a tranquilizar… “No tengan miedo. Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo de  mucha alegría para todo el pueblo. Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor… De repente apareció una multitud de ángeles del cielo, que alababan a Dios…” Lucas 2:10-13 (NVI)
¡Qué lindo es recibir lindas noticias! ¡Qué lindo es cuando nos pasan cosas lindas contárselas a otros! Los ángeles tenían la función de contarle a los pastores lo que estaba pasando, de compartir este motivo de alegría con ellos.
¿Qué cosas le contás a otros? Chistes graciosos, historias interesantes, compartís descubrimientos que hacés o por ejemplo una buena película que viste en familia. ¿Das buenas o malas noticias? ¿Les contás las cosas lindas que te pasan a vos o contás cosas de otros? No es una buena costumbre hablar de los demás. Los chismosos no son bienvenidos. Contale a tus amigos lo que te puso contento, lo que recibiste, con quién te encontraste, a dónde vas a ir.

Mirá lo que dice la Biblia de las palabras lindas de escuchar: “Panal de miel son las palabras amables; endulzan la vida y dan salud al cuerpo.” (Proverbios 16:24 – NVI).  Los ángeles alegraron a los pastores con las palabras que salieron de sus bocas, endulzaron sus vidas.  ¿Qué pasa contigo? ¿Los demás se tranquilizan cuando te escuchan, se alegran o todo lo contrario? Antes de hablar, piensa: “Mis amigos ¿van a disfrutar al escucharme? ¿Los va a alegrar lo que les voy a decir?”
¡Que demos buenas noticias como los ángeles para que endulcen la vida de los que nos rodean!
Por Ana Laura Bello





Estos angelitos fueron hechos con partituras viejas plegadas como abanicos.


Luego se les adhirió una carita de goma eva y alitas de cartón. Puedes usar hojas blancas lisas o doradas si no tienes partituras.
¿Más ideas para trabajar con los niños? Creadas por Ana Capurro

Busca un dado, algunas tapitas plásticas o porotos, imprime el tablero e invita a los niños a reconocer los números en el mismo.


Día 1- Los nombres de Jesús
Día 2- Elisabet y Zacarías
Día 3- María
Día 4- Gabriel
Día 5 - José
Día 6 - Jesús
Día 7 - Mesonero
Día 8 - Ángeles
Día 9- Pastores
Día 10- Magos
Día 11- Estrellas
Día 12 - Herodes
¡Feliz Navidad!



No hay comentarios:

Publicar un comentario