miércoles, 1 de octubre de 2014

¡Quiero un corazón feliz!




Descubriendo...

Ya aprendimos mucho sobre el corazón que tenemos en nuestro cuerpo. Conocimos qué es, como funciona, cuánto trabaja…

Pero ahora, tenemos que saber cómo hacer para tener un corazón feliz… ¡en buen estado!

Los doctores nos dan algunos consejos para conseguirlo:

  •  Recuerda que tu corazón es un músculo. Y al igual que otros músculos que tenés en el cuerpo, tenemos que ejercitarlo. ¿Cómo? Haciendo al menos 15 a 20 minutos de ejercicio diario, le darás a tu corazón el entrenamiento que necesita para ser lo más fuerte posible.
  • Comer variedad de alimentos saludables es excelente para tu corazón, así como también evitar aquellos que son grasos. ¿Cuáles pueden ser saludables? Frutas, verduras… ¿Y cuáles debo evitar? Por ejemplo hamburguesas, papas fritas, huevo frito, tortas fritas, bizcochos…
  • Mantente lejos del cigarro. Fumar es malo para todas las partes de tu cuerpo y especialmente para el corazón, porque hace que le cueste más realizar sus tareas. Si vives con personas que fuman, pediles que no lo hagan cuando estás tú, porque quieres cuidar tu corazón.


Desafío de hoy...

Este corazón no es lo que te hace sentir feliz o triste, pero es una parte muy importante de tu cuerpo. ¡Sin él no podrías vivir! Antes de que nacieras ya bombeaba sangre y seguirá haciéndolo durante toda tu vida. Por eso, ¡cuida bien tu corazón para que el te cuide bien a vos!

Recuerda que Dios te creó “maravilloso” y quiere que cuides ese cuerpo que él te dio. Mirá lo que dice la Biblia: “ El cuerpo de ustedes es como un templo, y en ese templo vive el Espíritu Santo que Dios les ha dado. Ustedes no son sus propios dueños.” 1ª Corintios 6:19

Es tu responsabilidad que funcione bien o mal. Piensa un poquito… ¿Te gustaría que un amigo tratara mal un regalo que le hiciste o algo que le prestaste? Seguro que no… te enojarías, te pondrías triste e incluso pensarías que es un mal amigo, ¿no?

Eso es lo que pasa con nuestro cuerpo, y especialmente con nuestro corazón. Dios nos lo dio y quiere que lo cuidemos. Así nuestro corazón estará “feliz” y nosotros también.

Dialogo con Dios...

Gracias Dios por crearme "maravilloso".

Ayudame a cuidar mi corazón cada día .                                                                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario