martes, 7 de octubre de 2014

Mi Papá es un Héroe

Descubriendo...
En los dibujos animados podemos encontrar ejemplos de diferentes padres, cada uno con características diferentes. Veamos si los conocen.


· Pedro Picapiedra. Es el padre de Pebbles. Es obstinado, egoísta y ruidoso. Es un marido cariñoso y un padre devoto. Pedro tiene esa capacidad de darle un notable giro a una situación inocente en el peor de los desastres. El “Yabba Dabba Doo” es la expresión que utiliza para demostrar sus más grandes emociones.

· Homero Simpson. Es el típico padre machista: es quien lleva dinero al hogar y descuida los quehaceres domésticos por el ocio. No le pidas que levante un plato porque seguro le viene alergia.

· Mr. Increíble. Padre de familia anteriormente súper héroe. Dejó su profesión debido a demandas hechas por ciudadanos. Luego se dedicó a ser vendedor de seguros. Su fortaleza es la súper fuerza. En su juventud fue delgado y musculoso.

· Marlín. Padre sobreprotector de Nemo, se encuentra obsesionado constantemente con el peligro, duda de sus capacidades y las de los demás.

Es evidente que todos los padres son diferentes. Quizás tu papá tiene alguna de estas características u otras. Pensá… ¿Cómo es papá? ¿Cómo puedo describirlo? ¿Qué me gusta más de él? ¿Qué no me gusta tanto? Podemos encontrar papás cariñosos, trabajadores, divertidos, rezongones, estrictos, chistosos, elegantes, deportistas, colaboradores, aburridos, estudiosos, habilidosos, etc.

Desafío de hoy...

Pero, sea como sea tu papá, Dios te aconseja cómo debes comportarte vos como hijo:


  • Escucha su consejo. Dice la Biblia: “…cuando su padre los instruya, préstenle atención, si realmente quieren aprender.” (Proverbios 4:1) Por más que a veces nos aburre escuchar lo que papá tiene para decirnos, más aún cuando lo dice varias veces, no desaproveches el privilegio de escucharlo. Lo que te dice es para tu bien, porque te ama. 
  • Acepta su corrección. “…Atiende a tu padre cuando te llame la atención…”(Proverbios 1:8). Muchas veces te enojarás cuando lo hace, otras veces te parecerá injusta, y hasta puede llegar a equivocarse. Pero lo que importa es que lo hace buscando lo mejor para vos. Buscando que aprendas de los errores pero que no los vuelvas a cometer. Quizás fueron errores que él mismo cometió y no quiere que vos pases por lo mismo. ¡Escuchalo! La Biblia llama “sabio” al que acepta la corrección. (Prov. 15:5)
  • Sé un hijo bueno y sabio. “El hijo bueno y sabio es motivo de gran alegría para su padre…” (Prov. 23:24-25) ¿Qué es ser bueno y sabio? Es ser obediente, cariñoso, respetuoso, responsable, buen amigo, buen hermano, generoso, solidario, amable… en definitiva es seguir los consejos que te da Dios. No es difícil, Dios puede ayudarte a ser así. Y de esta manera alegrarás a tu papá.
  • Obedece. Muchas veces queremos hacer solo lo que nosotros queremos y mucho más cuando no nos gusta lo que nos piden. A estas personas Dios las llama necios. Ellos no aceptan órdenes, ni consejos, ni sugerencias. Mira lo que pasa cuando un hijo es así: “¡Cuánto enojo y cuánta amargura causa a sus padres el hijo necio!” (Prov. 17:25) Los hijos desobedientes causan enojo y tristeza a sus padres. ¿Eso es lo que tú quieres? Seguramente no. Decide causar alegría y orgullo a tus padres con cada una de las actitudes que tengas.
Seguir estos consejos, actuar de esta manera, serán los mejores regalos que puedes hacerle a papá en su día… y todos los días.

Dialoga con Dios...

Agradecele por tu Papá.
Pedile que lo bendiga mucho y ayude a tomar decisiones.
Pedile que te ayude a vos a ser un buen hijo, como él quiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario