martes, 14 de octubre de 2014

Mi abuelo es así...

¿Recuerdas algún abuelo en los dibujitos animados? Para refrescar la memoria podemos ir a Google y allí encontramos unos cuantos. Cada uno de ellos puede ser definido con algunas palabras.

  La Abuelita de Silvestre y Piolín – Siempre alegre
   El abuelo de Heidi – Huraño y solitario
 Abuelo Simpson – Impulsivo y cascarrabias
  Abuelo de Tommy, Angélica y Dil (Rugrats) – Siempre termina durmiendo
     Abuelo Pitufo – Camina doblado y con bastón
  Abuela de Caillou – Lo ayuda a solucionar problemas
  Abuelo de Caillou – Le encanta pasear con su nieto.
  Abuelo de Kai- Lan – Comparte tradiciones con su nieta.       
  Abuela de Sid, el niño científico – Lo va a buscar todos los días a la escuela.

¿Se te ocurre algún otro abuelo? ¿Cómo lo describirías?

Ahora, piensa en tus abuelos. ¿Qué puedes contarnos de ellos? ¿Podrías definirlos de la misma manera que los que estuvimos viendo? ¿Podés decir que tus abuelos te ayudan a solucionar problemas? ¿O que les gusta pasear contigo? ¿O quizás te viene a buscar todos los días a la escuela? ¿Tu abuelo usa bastón?

Sin lugar a dudas, todos los abuelos son distintos.
Algunos quizás tenemos los cuatro abuelos y quizás algún bisabuelo. Otros capaz que tienen 3, otros 2… Quizás no pudimos conocerlos, pero seguramente papá y mamá nos contaron algo de ellos.

A Dios, tampoco se le escaparon los abuelos. Y en la Biblia nos dejó consejos para saber cómo actuar con ellos.

J  Alegrarlos. “…la alegría de los abuelos son los nietos.” Proverbios 17:6 
      Piensa, ¿qué puedo hacer para hacerlos felices? Quizás una visita, una tarjeta, una llamada por teléfono, un dibujo, una torta, galletitas, acompañarlos a hacer mandados… Tú conoces a tus abuelos y sabes qué los puede hacer feliz. Entonces, ¡hazlo!

J  Pedirles consejos y aceptarlos. En la Biblia hay un personaje llamado Job, el cual tuvo que vivir una situación muy dolorosa en su vida. En ese momento, un amigo le dio el siguiente consejo: “Pregúntales a nuestros abuelos, y verás cuántas cosas descubrieron. Ellos te lo harán saber todo y compartirán contigo su experiencia. Nosotros hemos vivido muy poco, y poco o nada sabemos…” (Job 8:8-10) 
      Muchas veces pensamos que nuestros abuelos por ser viejos, no nos pueden ayudar o nos van a dar consejos “pasados de moda”, pero no pierdas la oportunidad de escucharlos, su experiencia es muy valiosa. Y todo lo que te digan es porque te ama y quieren lo mejor para ti.

J  Acepta su ayuda. Muchos abuelos cuidan a sus nietos y los ayudan con sus deberes. Si este es tu caso, acepta su ayuda. Mirá lo que dice la Biblia: “Los ancianos tienen sabiduría; la edad les ha dado entendimiento.” (Job 12:12). 
      Muchos abuelos saben historia, geografía, matemáticas… no te olvides que también fueron a la escuela!!!! No desprecies su ayuda, es un lindo tiempo para compartir con ellos.


En Uruguay, celebramos el día del abuelo el 19 de junio. En tu país, ¿cuándo lo hacen?
¡Qué lindo sería que le agradecieras por todo lo que hace por ti! ¡Que le digas todo lo que lo quieres! ¡Que le des un beso bien grande! Y cada día del año, regalale los tres consejos que te deja la Biblia: pídele consejos, acepta su ayuda y alégralos. De esta manera, para ellos serán todos los días, el día del abuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario