domingo, 5 de octubre de 2014

Estrenando corazón

Descubriendo...

¡Qué lindo es cuando nos compramos ropa nueva! ¡Cómo nos gusta que los demás se den cuenta que lo que llevamos lo estamos estrenando! ¿A quién no le gusta que le digan cosas lindas por lo que lleva puesto?
Cuando Dios cambia nuestro corazón, estamos estrenando corazón nuevo… ¡y los demás deben darse cuenta de eso! ¿Por qué?
  • Porque amas a Dios “…con todo lo que piensas y con todo lo que eres.” (Mateo 22:37)
  • Porque amas a los demás. Eso dice 1ª Pedro 1:22, “ …Dios los ha limpiado de todo pecado para que se amen unos a otros sinceramente, como hermanos. Así que, ámense mucho unos a otros, con todo su corazón y con todas sus fuerzas.” 
  • Porque obedeces lo que Dios manda. “Jehová tu Dios te manda hoy que cumplas estos estatutos y decretos; cuida, pues, de ponerlos por obra con todo tu corazón y con toda tu alma.” (Deuteronomio 26:16)

Porque de tu boca salen palabras que agradan a Dios. En Mateo 12:34 dice: “…de la abundancia del corazón habla la boca”.
¿Los demás ven esto en vos?

  •  Te ven amando a Dios. Agradeciéndole por lo que hizo por vos, por lo que te da todos los días, porque te cuida y protege. Te escuchan hablar con él y decirle que lo querés.
  • Te ven amando a los demás. Ayudando al que lo necesita, compartiendo con el que no tiene, acompañando al que está solo, diciendo “te quiero”.
  • Te ven obedeciendo lo que dice la Biblia. Obedeciendo a tus padres, diciendo la verdad, perdonando al que te hace algo feo, pidiendo perdón cuando te equivocas…
  • Te escuchan diciendo palabras agradables a Dios. Por favor, permiso, gracias, perdón, te quiero…


Desafío de hoy...

¿Cómo hago para que mi corazón se mantenga limpio?
  • Cuando hago algo que a Dios no le agrada, pido perdón. 1º Juan 1:9 dice: “Pero si reconocemos ante Dios que hemos pecado, podemos estar seguros de que él, que es justo, nos perdonará y nos limpiará de toda maldad.” Cuando se te escapa una mala palabra, pide perdón. Cuando te diste cuenta que desobedeciste, pide perdón. Cuando dijiste una mentira, pide perdón. Cada vez que lo hagas, Dios te perdonarás.
  • Pidiéndole ayuda a Jesús para hacer lo correcto. Cuando tengas ganas de hacer lo que a Dios no le agrada pedí su ayuda y “… Dios mismo les mostrará cómo vencerlas, y así podrán resistir.” (Efesios 6:10) Un amigo te invita a mirar una película que no está bien, pedile ayuda a Dios. Cuando tenes ganas de hacer algo que está mal, pedile ayuda a Dios. ¡Él te ayudará!


Recuerda lo que nos aconseja la Biblia en Proverbios 4:23: “Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida.” Ya sabes como cuidar al corazón “músculo” y al corazón “Nuevo”… ahora ¡hazlo!

Dialoga con Dios...


Agradecele porque cambió tu corazón.
Pedile que lo limpie si hay algo en él que le desagrada.
Pedile su ayuda para hacer lo correcto cada día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario